Sunye i Barcons, Teresa

LA ANOREXIA: CUANDO LA MUERTE NO EXISTE. Teresa Sunyé i Barcons 

Una de las mayores dificultades que se presentan en el curso del tratamiento de las personas anoréxicas consiste en su problemática relación con la alimentación, hecho que les puede conducir a estados graves de inanición cercanos a la muerte e incluso a morir. No se trata de que las anoréxicas busquen su propia muerte, sino más bien pretenden la desaparición de su propio cuerpo del que tratan de desprenderse a cualquier precio. En realidad, el rechazo a alimentarse es la “solución” que han encontrado en un intento desesperado de sobrevivir a la perturbación emocional contra la que luchan sin cesar. Únicamente desprendiéndose de su cuerpo sienten que es posible librarse de una presencia que les invade y de una subjetividad preñada de un vacio insondable que ha surgido en la relación con este Otro. En este sentido, podemos entender la anorexia como una lucha por el amor, por la propia vida, para ser, para existir como seres singulares y únicos, como personas queridas en su individualidad y características propias.

Palabras clave: Muerte, cuerpo, Alimento, anorexia, síntoma. Comentarios (0) RSS comment feed