ISSN 1988-2939 (versión electrónica)

Reflexiones de los lectores y Preguntas abiertas

Hay dos vertientes en las que el psicoanálisis sigue siendo, de momento, una disciplina deficitaria: en investigación casuística demostrable y en la divulgación- en el mejor sentido del término- de sus profundos y vitales descubrimientos sobre el funcionamiento mental.

Creemos que el modelo clásico, basado en el anonimato, la neutralidad, la abstinencia, cierto “obscurantismo” (Riera, R. Riera, R. (2002). La fascinación del psicoanálisis clásico por las fuerzas oscuras. Intersubjetivo, Vol 4, Num 2) y elitismo, pueden haber contribuido a dicho desconocimiento y a formar actitudes prejuiciosas.

La idea errónea que presupone que en el fondo la gente se resiste a comprender su mente, está basada en el modelo clásico de la represión, que evidentemente no explica más que una parte del funcionamiento mental. Una experiencia común en nuestro trabajo con los pacientes y sus familiares, es el auténtico deseo de comprenderse y de potenciar sus propios recursos relacionales.

El propósito que nos anima en este apartado, es el de intentar empezar a subsanar el déficit de comprensión real de las aportaciones científicas de nuestra profesión, entre el público lego. Una manera de empezar a acostumbrarnos a pensar y a comunicarnos para ser entendidos también por un público externo a nuestra disciplina, puede consistir en plantearles a ustedes- lectores de la revista- preguntas que pensemos que puedan ser de interés general, para ser respondidas a cualquier persona con un lenguaje desprovisto de tecnicismos y conceptos exclusivos de nuestra especialidad.

Cada cierto tiempo la revista planteará una nueva pregunta. Los lectores podrán enviar sus respuestas a nuestro correo electrónico ( ceir@psicoterapiarelacional.es), de manera que una selección de las mismas aparecerá en el número siguiente, junto a los comentarios y propuestas que podamos hacer desde la revista. En sus respuestas los lectores pueden proponer nuevas preguntas, si así lo desean.

¿Qué es lo inconsciente?

Respuestas:

  • Creo que es ese lugar oculto donde se moldea nuestra personalidad. El alma,los secretos, los sueños, anhelos... Todo lo que nos ocurre, nuestra forma de actuar viene dada por los agentes externos que influyen en nuestra vida, las caricias, colores, el clima, los sonidos, nuestros padres, nuestros hijos, tantas cosas...Por eso no creo esencialmente en la bondad o en la maldad. Más bien pienso que son las circunstancias, las que hacen que nuestra forma de enfrentarnos a la vida fluya de una u otra forma. En el inconsciente se forja el mundo. Pero... ¿por qué percibimos las cosas de forma tan diferente si "son"? Sólo hay una respuesta  (o infinitas, qué lio) y es el inconsciente (Leticia).
  • La huella de nuestros vínculos, cauce de nuestro recorrido, la senda que recorremos sin sentirla (Anselmo).
  • Juan Tenorio nos ha ido enviando una amplia lista de sugerencias que interrogan lo inconsciente en forma de propuestas de miradas literarias, cinematográficas, artísticas... Se han incorporado a la sección de "Cine y Artes Psi" desde el número de Octubre 2008.
  • En las respuestas que hemos recibido, se puede captar de una manera poética lo que nos sugiere intentar captar lo inconsciente para expresarlo en palabras. Son propuestas inspiradoras que nos hacen pensar y nos ayudan a seguir construyendo un modo de intentar comunicarnos sobre lo inefable.
  • Si estuviéramos con un amigo en un bar tomando algo, o con un grupo de amigos ajenos a nuestra profesión en una cena y, como pasa en ciertas ocasiones que no hay que desaprovechar, nos preguntaran sobre alguna cuestión referente a nuestro trabajo, como por ejemplo qué es lo inconsciente, podríamos decirles: cuando en mi despacho atiendo a un paciente, lo que quiere decirme y me explica es de suma importancia, junto al significado común de sus palabras está lo inconsciente; sus gestos, su tono de voz, su ritmo, lo que calla, lo que conecta y lo que no, me ayuda a captar muchas más cosas. De alguna manera en todo esto está contenido su pasado (lo que le ha dañado y lo que le fue bien), su presente (lo que siente estando conmigo) y su futuro (lo que espera que podrá solucionar y lo que no). Lo que yo le comunique con mis palabras y todo lo demás intentará promover un diálogo que nos ayude a ambos a curar heridas, reconocer cicatrices y reparar daños, con la esperanza de que sea algo permanente. Esto, aunque es otro contexto, no es muy distinto de lo que ahora mismo está pasando aquí entre nosotros. Además de lo que me preguntáis no podéis evitar transmitir más cosas de lo que creéis controlar, al igual que me pasa a mí mientras os respondo. Si lo que acompaña a nuestras palabras permite un diálogo fluído y creativo nos sentimos bien y esperanzados, si por el contrario lo que envuelve nuestras palabras coarta el deseo compartido de entenderse, nos sentimos mal. Por lo tanto, para hablar de lo que es lo inconsciente, podríamos expresarlo diciendo que es el mundo que hemos ido construyendo a través de nuestras relaciones, sin darnos cuenta, y que está en permanente cambio. No es propio, ya que es también de los que nos rodean e influyen. Después de esta conversación ya no somos los mismos.

 Reflexiones aportadas por los lectores:

En la página de Valoración de trabajos, los lectores pueden introducir sus comentarios sobre cada uno de los artículos publicados, y otorgarles una valoración. Vea allí los comentarios efectuados.
 

 

 

Este sitio web ha sido creado y es mantenido por ÁGORA RELACIONAL, S.L., mediante un convenio con las entidades patrocinadoras IARPP-ESPAÑA y el INSTITUTO DE PSICOTERAPIA RELACIONAL. Todos los derechos reservados. Copyright por ÁGORA RELACIONAL, S.L.