ISSN 1988-2939 (versión electrónica)
 
 
Cine-Psi
 
 

Canino

AÑO 2009, Grecia

TÍTULO ORIGINAL: "Kynodontas"

DIRECTOR: Giorgos Lanthimos (Atenas, 1973)

GUIÓN: Efthymis Filippou, Giorgos Lanthimos

REPARTO: Christos Stergioglou, Michele Valley, Aggeliki Papoulia

PREMIOS: “Una cierta mirada” en el Festival de Cine de Cannes y el premio “Ciudadano Kane y Jurado Joven” en el Festival Internacional de Cine de Sitges, ambos en 2009

Reseña y comentario de CARMEN ALONSO FERNÁNDEZ

La película podría pasar por un documental, ya que no sigue la estructura de presentar un argumento, nudo y desenlace, si no que es como una postal de una familia que bien podemos decir disfuncional sin temor a equivocarnos.

Canino toca tantos temas que puede parecer inabordable y de hecho, empiezas a reflexionar sobre ellos una vez que ha acabado la proyección. Y es que, mientras que estás viendo la película te sientes tan descolocado por la historia que estás viendo, tan mordaz, bizarra, que llega a ser obsesiva. Lenta en su desarrollo, hace que nos sintamos en todo momento espectadores intrusos en esta narración, pero atrapados como ellos en la casa, provocando, al menos en mi, una sensación de agobio, un tanto claustrofóbica, los límites que los padres han puesto a los hijos también los sentimos nosotros. Podemos decir que es una película inclasificable. No es drama, tampoco terror, pero si una mezcla de ellos. En algunos momentos te hace reír por lo infantil del comportamiento de los hijos; en otros, sufrir por el devenir de alguno de ellos…en la mayoría, estás en tensión.

Como hemos visto es la historia de una familia griega formada por los padres, dos hijas y un hijo adolescentes que viven por decisión de sus padres encerrados en su propia casa, rodeados de un muro que les impide ver el exterior. Sólo hay una persona que les visita, Christina una guardia de seguridad que trabaja en la empresa del padre y para el padre, ya que éste paga para que el hijo pueda “desfogarse” con ella. El resto del día viven jugando, haciendo deporte, nadando o educándose a través de cintas de cassette que sus padres les graban con las nuevas palabras a aprender. En estos términos Canino es rica: juega con el lenguaje y el significado de las palabras. Los padres definen erróneamente y de forma completamente deliberada aquellos conceptos que podrían ser “perjudiciales” para la dinámica familiar. Ejemplo de ello es:

-          Mar es una butaca de cuero

-          Autopista es un viento muy fuete

-          Excursión es un material muy resistente con el que se fabrica el suelo

-          La vagina es un teclado

-          Carabina es un precioso pájaro blanco

-          Al salero le llaman teléfono…

Los padres también manipulan símbolos, representaciones de imágenes,  la música, en general cualquier elemento cotidiano para cualquiera de nosotros. Elaboran un juego perverso con las pegatinas. Al que ha realizado mejor un ejercicio impuesto por el padre se le premia con una pegatina, lo que provoca en ellos una gran competitividad, no exenta de agresividad en algunos momentos.

Uno de los entretenimientos más fascinantes para los hijos es soñar con que caigan aviones al suelo del jardín, uno de los juguetes más preciados. Es únicamente cuando Christina hace un regalo del exterior a la hija mayor, cuando este mundo en el que viven empieza a desmoronarse.

Es esta una película muy bien elegida para el ciclo que nos ocupa de “¿Quién soy yo?...en torno a la identidad y el Self, como veremos posteriormente en las reflexiones.

Sin hacer un gran desarrollo teórico, permitirme que recordemos algunos de los conceptos, ideas, planteamientos de la psicología del self, muy relacionada con la teoría del apego y todo ello con el desarrollo de la identidad, que tienen mucho que ver con la película que hoy nos ocupa.

“Ya en los primeros años de teorización sobre el apego, se resaltaba la importancia del trato recibido por los cuidadores a la hora de marcar ciertas tendencias en el comportamiento del niño. Sin entrar a valorar concretamente la importancia de cada uno de los cuidadores a los que está expuesto el niño, hoy se acepta abiertamente la idea de que el entorno familiar es el proveedor de experiencias que irán definiendo el patrón de apego.

“Los modelos de desarrollo de la personalidad basados en las interacciones con el exterior supusieron un avance en psicoanálisis. Como ejemplo cabe citar la evolución del concepto de entorno suficientemente bueno de Winnicott pasando por el objeto del self de Kohut hasta llegar al medio exterior capaz de calmar la reacción afectiva del bebé en la que trabajan Schore (2001,2002) o Fonagy (1999).

En todos ellos se resalta la importancia que tiene el entorno para el desarrollo de ciertas funciones del sujeto que serán responsables de la psicopatología del adulto. Si bien Kohut y más marcadamente Winnicott plasmaban en sus obras el correlato teórico a problemas que ellos veían en su práctica clínica cotidiana, Schore fundamenta cómo la interacción temprana con ciertos entornos contribuye a “construir” el cerebro de modo tal que al sujeto le falten ciertas funciones que han de conllevar problemas más tarde.

Sirviéndonos de la perspectiva que nos da el tiempo, vemos que los tres modelos se basan en la influencia del exterior sobre el sujeto a la hora de ir construyendo estructuras psicológicas. Los tres denuncian la importancia de las carencias en el medio exterior durante la infancia en lo que más tarde será un déficit en el adulto”

De estos breves retazos teóricos, quiero que nos quedemos con algunos conceptos básicos que son los que nos sirven de enlace y reflexión con la película. Estos son:

-          Importancia del trato recibido por los cuidadores

-          Entorno familiar  suficientemente bueno como proveedor de experiencias.

-          Influencia del exterior sobre el sujeto a la hora de ir construyendo estructuras psicológicas

-          Importancia de las carencias en el medio exterior durante la infancia en lo que más tarde será un déficit en el adulto.

Después de todo ello podemos hacer algunas reflexiones (de las que hablaba anteriormente):

1) Cómo un carácter autoritario como el del padre puede llegar a someter tanto a su mujer como al resto de la familia. El patriarca decide el futuro de sus hijos, adiestrándolos como si fuesen perros, obligándolos a comportarse, al fin y al cabo, como animales en busca de su recompensa. Recompensa que sólo él puede darles, convirtiéndose entonces, en imprescindible, en superior. Así, sus hijos son como robots (incluso hablan y actúan como tales), que obedecen sin rechistar y sin hacer preguntas. Pero, incluso en los perros el instinto a veces puede superar años de entrenamiento. Esto es lo que experimenta poco a poco, la hermana mayor. Además, se nos da a entender que mucho antes hubo otro hermano que consiguió escapar porque también siguió sus instintos. La hermana mayor gracias al “regalo” descubrirá el sexo, la violencia…y, por supuesto querrá saber más.

2) Aunque el carácter del padre sea obsesivo, hay algo en su vida que le empujó a proteger a sus hijos. Así, vemos como el padre tiene verdadero miedo a su entorno, a la sociedad, a un mundo en el que, seguramente, él no puede ser nadie destacable…y por eso necesita adiestrar a su familia, consiguiendo un doble objetivo: protegerles del afuera, de lo desconocido, y ser él el centro de sus vidas.

3) La necesidad de control del padre, la imposición de seguir el camino a través de la violencia si se actúa fuera de las instrucciones impuestas. Un control que se transforma en invención continua para dar explicación a los sucesos “extraños”, que irremediablemente acceden desde el peligroso exterior. Así vemos cómo la entrada de un gato en el jardín, que mata agresivamente el hijo sin saber muy bien de dónde le viene esa necesidad, se convierte en la excusa perfecta para designar al inocente animalillo como una criatura feroz que asesina humanos. Un control que impide ser feliz, aunque sea el objetivo inicial de la creación de ese submundo aislado.

Falta de identidad: no tienen nombres propios, se llaman como la mayor, él…

4) La educación que puede provocar grandes alteraciones en la mente humana. Entendemos por educación todo aquello que los padres proporcionan a sus hijos para un desarrollo normal. Es lo que anteriormente veíamos como la importancia del trato recibido por los cuidadores.

El entorno que rodea a estos chicos sería todo lo opuesto al propuesto por Winnicott  para un desarrollo normal de la persona. Lo que hace que no cueste creerse la conducta que tienen los hijos viendo cómo es el trato y el entorno que estos padres les han proporcionado.

5) La sexualidad en esta familia, es un ejemplo más de la patología familiar. Desde el principio cuando aparecen escenas de sexo, es algo mecanizado, frío sin sentimientos ni emoción. Cuando los padres hacen el amor, es también un acto mecánico, sin emoción, se taponan los oídos como una forma más de aislamiento. Hay ciertos toques de contactos pseudoeróticos, como el lamer.

Por último hay dos aspectos que quiero señalar antes de concluir este comentario:

a)      Desde una visión de género, el padre ejerce una educación machista en la que la mujer sirve al hombre, siendo su sobreprotegido el hijo, el único que tiene derecho a complacerse con una mujer del exterior, mientras que las hijas no gozan del mismo derecho (pasan la aspiradora), es más son objetos incestuosos cuando el padre ve gravemente amenazada la estructura familiar. La madre es sumisa ante los actos de su marido dejando entre ver que es un mundo creado por él y sólo él tiene derecho a salir del mismo.

b)      La simbología del canino. Su pérdida es lo que permite salir al mundo, ser mayor. Vemos cómo el deseo de la hija mayor de salir al mundo externo se proyecta en su empeño en que se le caiga el diente y como esto no sucede se golpea con agresividad hasta que se lo arranca. Curiosamente cuando desaparece la familia la llama como a un perro (canino)

Por si fuera poco, el director nos acaba regalando un final abierto. No sabemos qué pasa con la mayor, ni con los otros y yo me pregunto ¿acaso importa?

 

Este sitio web ha sido creado y es mantenido por ÁGORA RELACIONAL, S.L., mediante un convenio con las entidades patrocinadoras IARPP-ESPAÑA y el INSTITUTO DE PSICOTERAPIA RELACIONAL. Todos los derechos reservados. Copyright por ÁGORA RELACIONAL, S.L.